Corporativo NIC.MX ::
|


año
mes
palabra clave
Buscar

Inicio > Sala de Prensa > Comunicados
Comunicados


16-may-2013
Retos actuales de Internet

Es indudable que Internet ha revolucionado sin precedentes muchos aspectos de la vida humana; desde convertirse en un medio facilitador de tareas cotidianas hasta en habilitador fundamental de derechos humanos y civiles. Sin embargo, actualmente cuenta con retos que lo amenazan continuamente y que limitan su desarrollo futuro. Entre éstos, es posible ubicar los siguientes.

 

A nivel global:

  • Posicionamiento de ICANN como verdadera organización global y multicultural:

Esta organización no gubernamental y sin fines de lucro para la supervisión de parámetros técnicos de Internet a través de un modelo multistakeholder, enfrenta el reto de posicionarse como una verdadera organización global y multicultural. Esto particularmente por estar vinculada a las leyes del estado de California en los EEUU, a su -cada vez menor- relación con el Gobierno de los EEUU, a su composición laboral e inclusive a la poca participación de África y Latinoamérica por nuevas terminaciones de Internet. Si bien se han realizado esfuerzos importantes, como la diversificación cultural de su planta laboral -coronada con la icónica elección de un CEO Libanés-, la apertura de oficinas sede en Estambul y Singapur, así como oficinas de enlace en Beijing, Brasilia y Montevideo, y la diversificación lingüística del DNS, es evidente que requiere continuar reforzando esa diversidad cultural y geográfica que aporte un grado adicional de legitimidad a ICANN ante el resto del mundo. Lo anterior aunado al hecho de que la mayoría de los nuevos usuarios de Internet tendrán como origen estos países en desarrollo.

  • Incremento de la participación gubernamental en la Gobernanza de Internet:

Es evidente que los gobiernos recientemente buscan incrementar su participación dentro del Ecosistema de Internet, cuestión que arroja serios cuestionamientos tanto en el equilibrio de poder que predica el modelo multistakeholder como en la imposibilidad futura del ejercicio de derechos habilitados por este medio. Desde hace años, las Naciones Unidas, principalmente a través de la Unión Internacional de las Telecomunicaciones (ITU), han emitido resoluciones que manifiestan la necesidad de incrementar el rol de los gobiernos en Internet, principalmente bajo el argumento de facilitar el cierre de brechas digitales con fines de desarrollo económico. De manera más concreta, ciertos gobiernos están impulsando que las funciones técnicas de coordinación de Internet sean delegadas a la ITU, evidenciando ante todo fines de control político del Internet. Estas propuestas se intensificaron durante la actualización de las Regulaciones de Telecomunicación Internacional (ITRs) en el marco de la Conferencia Mundial de Telecomunicaciones Internacionales (WCIT-12); donde la inclusión de Internet en este tratado vinculante para los Estados miembros de la ITU hubiese otorgado una carta abierta para facultarlos a imponer condiciones lesivas de regulación dentro de sus respectivas soberanías al adecuar el tratado actualizado a sus marcos legales, desbalanceando el equilibrio entre actores al dotar de preponderancia a las voces gubernamentales por sobre el resto, colocándolas en desventaja: ITU al ser un organismo supranacional fundado en derecho internacional es eminentemente estado-céntrico y únicamente otorga voz y voto para los Estados participantes, el resto sólo son observadores. El peligro potencial que esto conlleva es que los gobiernos tendrían amplia preponderancia al dictar las políticas de Gobernanza de Internet; incrementando así la posibilidad de violar sus principios fundamentales (que sea neutral, libre al flujo de datos, descentralizado, de coordinación entre pares y transjurisdiccional). Para reducir estos riesgos, es pertinente reforzar el rol de ICANN y reforzar la participación de los gobiernos dentro de su Government Advisory Committee (GAC) y el Internet Governance Forum (IGF) para que se discutan en dichos foros las diversas iniciativas desde un enfoque global y multistakeholder.

A nivel regional:

  • Elaboración de una estrategia regional para Latinoamérica y el Caribe:

En línea con la falta de inclusión digital y la ausencia de participación de sociedades en vías de desarrollo, diferentes actores expertos de Latinoamérica y el Caribe elaboraron una estrategia regional que permitiera el desarrollo del Ecosistema de Internet acorde con las estrategias de multicuturalización de ICANN. La estrategia presentada en Abril del 2013, pretende abordar retos específicos para la región a través de 4 Áreas de Interés: 1) Cuestiones políticas, cuyos retos principales estriban en fortalecer el modelo multistakeholder y la relación entre ICANN y la región; 2) Construcción de capacidades y alcance de ICANN, que enfatiza la importancia técnica y de coordinación de políticas de ICANN y busca la inclusión de actores gubernamental en el GAC; 3) Operación, que principalmente aborda retos técnicos como la diseminación de IPv6 y la estabilidad del DNS; 4) Retos Económicos, que incluye la creación de modelos económicos sustentables para la región. Es importante que la región haya identificado sus retos, pero será de vital importancia lograr las sinergias para ejecutar la estrategia y generar el impacto en los indicadores establecidos.

A nivel local:

  • Reciente interés gubernamental por conducir la política digital y garantizar acceso a Internet:

Es evidente que existen imperfecciones de mercado que han derivado en una baja penetración de Internet en el país. Al respecto, el Gobierno Federal presentó la Reforma a las Telecomunicaciones y la Coordinación de Estrategia Digital con miras a ampliar el acceso digital y habilitar derechos fundamentales de información y comunicación a través de Internet. Si bien, es un esfuerzo loable que fortalece al Ecosistema mexicano de Internet por ampliar la base de usuarios a través de habilitar infraestructura pública para el tráfico de datos, disponer Internet en espacios públicos y formar habilidades digitales, es pertinente conocer los detalles de implementación de éstas y evitar la preminencia de un cúmulo de actores sobre el resto, dentro del Ecosistema.

Al momento, no existe claridad sobre cómo se llevarán a cabo las políticas impulsadas ni los alcances de la participación Gubernamental. Particularmente, no se conoce cuál será el rol económico del Estado al proveer servicios de Telecomunicación al mayoreo. Es conveniente que dicho rol se apegue al modelo liberal predominante en la industria a nivel global y se evite el regreso del Estado como participante activo de la economía en competencia con el ámbito privado. Es certero que el Estado por su función social invierta en mercados geográficos que no son atractivos para el ámbito privado, pero al hacerlo debe fomentar la participación privada competitiva; facilitar el acceso a dichos mercados a agentes económicos –actuales o nuevos- y estimularlos para competir efectivamente, a través de créditos, inversión y una auténtica política regulatoria balanceada. Adicionalmente, es necesario incluir a todos los actores del Ecosistema a participar activamente en la redacción del Pacto por México Digital para que se logre verdaderamente una política inclusiva apropiada por el Ecosistema en su conjunto. Conviene señalar que el Ecosistema mexicano de Internet está formado por actores de múltiples sectores con roles muy definidos, los cuales confluyen en espacios equilibrados de deliberación y participación múltiple, y entre los cuales se encuentra la Industria, la Sociedad Civil, la Academia y la Comunidad Técnica, así como las entidades de gobierno en sus diferentes niveles; incrementar la participación del Gobierno en el Ecosistema tiene la posibilidad de potenciarlo y a la vez de limitarlo, y por ende es recomendable asegurar una verdadera participación equitativa donde la totalidad de los actores en conjunto acorde a sus roles definan las políticas que potenciarán al Ecosistema en beneficio de su sano desarrollo.

  • Presiones de actores globales sobre el Ecosistema local para implementar medidas limitativas:

Algunos gobiernos impulsan tratados multilaterales para combatir la piratería en el ámbito digital, que podrían terminar convirtiéndose en regulaciones lesivas a los Ecosistemas locales. Estos tratados implican empoderar a agencias gubernamentales a través de facultades regulatorias que podrían resultar excesivas al no seguir un debido proceso, imponiendo condiciones lesivas para los usuarios o para los proveedores de servicio de Internet (ISPs), siendo intrusivas para el Ecosistema y rompiendo el equilibrio entre actores.

Los dos tratados que recientemente incluyen a México son el Acuerdo Comercial Anti Falsificación (ACTA) y el Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica (TPP). Ambos buscan limitar la piratería digital y el mal uso de contenido protegido imponiendo restricciones a los usuarios y a los ISPs. Específicamente buscan obligar a los ISPs a monitorear a sus usuarios y a retirar contenido protegido ubicado en sus redes, aunado a que facultan a la autoridad administrativa a iniciar cargos legales sin otorgar un debido proceso. Ambos tratados han recibido amplio rechazo del Ecosistema pero continúan siendo un riesgo latente al seguir vigentes y no haberse desechado al menos en las partes nocivas. Si bien se percibe buena voluntad y entendimiento por las autoridades encargadas de la negociación, se tiene incertidumbre en torno a las motivaciones iniciales que podrían derivar en su eventual implementación a pesar de la recurrente labor de explicación de los riesgos que conllevan. Por ende, es pertinente continuar haciendo ésta labor y diseminar información hacia al resto de los actores potencialmente afectados para concientizar sobre la necesidad de su rechazo.

 

Internet enfrenta actualmente retos y desafíos transversales para todos sus ámbitos; se han trastocado los roles de los actores y se percibe una lucha constante de ciertos actores por ganar preponderancia en un Ecosistema idealmente equilibrado. El modelo de Internet multistakeholder es una forma de ejercicio compartido del poder diseminado equitativamente entre los actores; parecería ser que esto origina en ocasiones una errónea percepción de vacío de poder que deriva en esfuerzos por romper el equilibrio e incrementar preponderancia de ciertos sectores, cayendo inevitablemente en los riesgos ya ejemplificados. Ante el cúmulo de retos enfrentados, es pertinente fomentar la colaboración y acercamiento entre la totalidad de actores del Ecosistema, para que en un marco de igualdad y respeto se logren discutir de manera informada las políticas que mejor beneficien al Ecosistema, sumando sinergias y voluntades para generar compromisos de acción desde sus respectivos roles estrictamente definidos que permitan potencializar el desarrollo y alcance del Internet para maximizar sus cualidades y su uso.


A A A Tamaño de texto



Aviso legal D.R. © Network Information Center, S.A. de C.V., 2017. Todos los derechos reservados
Eugenio Garza Sada 427 L4-6, Col. Altavista. Monterrey, Nuevo León, CP 64840
 
|